la Discalculia
3 x 4 = 7
 

El sentido numérico es algo innato, no solo en el ser humano, sino también en otras especies animales. Es una capacidad que facilita una mejor adaptación al entorno al permitir distinguir pequeñas cantidades de elementos.

Los estudios realizados hasta la fecha indican que los bebés ya son capaces de distinguir hasta 3 elementos a los primeros meses de vida. Posteriormente, la escolarización permite que este sentido numérico se desarrolle progresivamente, sirviendo de base para el aprendizaje del sistema numérico arábigo. El aprendizaje del sistema numérico pasaría por diferentes etapas:


(1) Desarrollo del sentido numérico, que se produce de forma innata. Un bebé ya distingue entre 1 y 3 objetos.







(2) Desarrollo del sistema numérico verbal: se asocian las cantidades a una palabra concreta.



  1. tres    
       
       




(3) Desarrollo del sistema numérico arábigo: se asocian las cantidades a un número concreto.



  1. 3   
       
       


(4) Desarrollo de la línea numérica mental: los números se ordenan secuencialmente, de manera que progresivamente se van incorporando las decenas, las centenas, los miles, etc. Esta línea numérica mental es flexible y permite realizar operaciones de cálculo aproximado.


1 2 3 4 . . . . 12 13 . . . . . . . . . . .. 56. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .147


Así, aunque el aprender a sumar, a restar y a realizar otras operaciones complejas depende de la enseñanza, se construye sobre una capacidad innata.

 

El sentido numérico